domingo, 16 de agosto de 2015

Mário de Carvalho - Era bom que trocassemos umas ideias sobre o assunto


Gurisa:
Adquisición del monte de ofertas de segunda mano en la feria de libro, fue el primer libro que leí del autor y valga juego de palabras lo leí en las vacaciones debajo de carvalhos (robles).

Tenia un poco de miedo que fuese dificil de entender, porque lo leí en portugués y porque me faltan todavía conocimientos históricos y culturales de este país. Pero se entiende bien, aunque fue por lejos el libro que me hizo anotar más vocabulario desconocido, llené varias hojas. El autor mismo que habla al lector esplicítamente varias veces y lo informa y va comentando las técnicas narrativas que usa, hasta se burla de las manuales de escribir novelas, insinua por ahí que usa un diccionario de sinónimos y se queja del empobrecimento del uso cotidiano de la lengua portuguesa. Normalmente me cae muy mal cuando los autores hacen esto, yo como lectora quiero ser observadora que pasa inadvertida y no quiero que el autor me dirija la palabra y me diga, dejese llevar por la mano. En este caso me causó gracia, de Carvalho lo hace bien pensado, pero aún así me parece que abusa un poco, es como si usasse el mismo chiste tres veces.

En la contratapa se lee: "Advertência: Este livro contém particularidades irritantes para os mais acostumados. Ainda mais para os menos. Tem caricaturas. Humores. Derivações. E alguns anacolutos".
De Carvalho cuenta aca la historia de dos hombres, por un lado está Joel Strosse que después de una vida apolítica, aburrida tiene algo como una pequeña midlife crisis, se recuerda de sus admirados colegas de la universidad y siente que entrar al partido comunista le dara sentido en la vida. Sigue al avante! y se prepara mentalmente para militar.
Jorge Matos, profesor y antiguo colega de facultad de Joel, se encuentra en una situación de vida bastante similiar - el lector sabe entonces que éste era uno de los personajes centrales de la revolte de estudiantes en aquel entonces y sigue miembro del partido, pero más por inercia que por convicción. 

Un encuentro al azar en el balneario lisboeta después de veinte años sin verse llega a imponer movimiento a los asuntos pendientes. No falta la adolescente pícara que se mete en todo y inteligentemente da vuelta las cosas para sacar provecho. Pronto llega a la luz entonces que ni el partido es santo, ni los dos hombres ciudadanos conscientes (de clase).
En el último capítulo pronuncia lo que ya era obvio, la questión fundamental de la novela "Que signífica, hoy en día, ser comunista?",  me faltaron aqui unas propuestas o sugestiones.
En mi opinion la novela es divertida sí, tampoco tanto como lo describen las reseñas que andan por el Internet, no solté carcajadas, pero me entretuvo bien. Lo encuentro algo parecido con Rui Zink, pero mas complejo y en este caso, más político. Lo recomendo, pero más como novela común que como novela de humor o sátira. Me parece bien lograda, apenas tengo para criticar que Joel y Jorge son dos nombres tan iguales que varias veces tuve que releer el párrafo para entender quien era que estaba hablando ahora. Y bueno, al final deja algunos cabos sueltos, pero eso no incomoda el total.

Leí que el autor, que publicaba novelas incesantemente durante decadas, es uno de ellos que lucharon en la resistencia al regime, estaban presos durante la dictadura, y se vieron obligados a fugir. Sabiendo eso me parece increible que puede retratar la lucha politica con tanto humor. Ahora bien, no puedo decir como le cairía la novela a un miembro del PCP.


Leeré más del autor, de certeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada