domingo, 16 de agosto de 2015

Juliette Benzon - Las joyas del templo


Esther Recio:

He terminado con tres de las cuatro partes que componen Las joyas del templo.
Comencé a leerlas hace muchos meses, y consiguen el objetivo de entretener y pasarlo bien, cosa que buscamos muchas veces, leer algo que nos distraiga y no nos cueste demasiado, no es literatura de calidad, y muchas veces mientras las leía pensaba que estaban escritas para un público de alta alcurnia. Conocedor de altas posiciones sociales, altos conocimientos en moda, palacios, joyas ...
Son novelas como digo amenas, de fácil lectura, enganchan y para un bajón o parón literario como fue mi caso, van geniales.

- Una vez terminada la Primera Guerra Mundial, liberan al príncipe Aldo Morosini y vuelve a su patria, Venecia. Desmejorado y sin fuerzas deberá además afrontar la reciente muerte de su madre y la caída de todos sus bienes tras la guerra.
Los abogados de la casa real le aconsejan desposarse con alguna de las grandes fortunas europeas, Morosini rechaza esa opción, y decide ponerse a trabajar como anticuario. Compra y venta de objetos de alto valor adquisitivo.
Con el paso del tiempo y habiéndose cosechado innumerables éxitos y reconocimientos recibe una serie de encargos de manos del misterioso Simón Aronov que le propone ayuda para recuperar las piedras preciosas robadas durante el saqueo del Templo de Jerusalén.
-- La primera joya es la “estrella azul” que pertenecía a la madre de Morisini, pero cuando la busca en el sitio donde su madre la custodiaba se da cuenta de que la joya ha desaparecido, comienza a investigar el camino que ha llevado la joya y la misteriosa muerte de su madre.
-- La segunda joya es la “Rosa de York”, en esta segunda entrega Morosini se traslada a Londres donde será subastada la supuestamente auténtica joya, pero momentos antes de la subasta la joya es robada, llevándose nuevamente la vida de otras personas por delante.
-- La tercera joya es el “Ópalo de Sissi”, en esta nueva entrega vuelven a poner en acción al príncipe Morosini esta vez la búsqueda de la joya le lleva a Viena y a los Alpes Suizos, acompañado nuevamente de ese halo de aventura.

Las tres novelas están cargadas de misterios, amores y traiciones, aventuras y con un toque de suspense que las hacen ser amenas y muy entretenidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada