domingo, 24 de mayo de 2015

Alicia Giménes Bartlett - El silencio de los claustros


Rossana Cabrera:
Al principio me empantané, no lograba encontrarle el ritmo, la gracia, el interés. Pero allá por la mitad la cosa se puso mejor, el diálogo entre los detectives es de vodevil, muy divertido y pintoresco.
Y tiene el punto a favor de que no hay que pensar mucho para adentrarse en las páginas, ni requiere estar demasiado concentrada. Livianito y olvidable, pero entretenido cuando se entra en escena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada