miércoles, 17 de junio de 2015

Paul Auster - Sunset Park

Gurisa:
 
Gurisa:
La novela, ambientada durante los inicios de la crisis económica del 2008 en Estados Unidos, tiene como protagonista un chico de 28 años llamado Miles, que ha escapado de su pasado durante muchos años y vuelve a Nueva York donde ocupa una casita abandonada con algunos amigos y se confronta a su familia y viejos amigos.
Me llamó la atención entre los libros de oferta de la feria de libros, porque, aunque no estamos ocupando, comparto casa con mi amigo Miles de Nueva York.
Nunca me gustó demasiado Paul Auster y cuando salió el libro leí una nota en un diario sobre él y no me interesó lo suficiente para anotarlo. Pero hay mucho tiempo que no leo nada de él, de hecho recuerdo que lo último que leí fue "El país de las últimas cosas" y me encantó. 
Es esta cosa yanqui que me aburre tanto, los universidades Ivy League, los juegos de beisbol, los autos, el cine Hollywood, la violencia.. pero la literatura muchas veces acompaña la vida cultural de algun lugar, la muestra, la analisa, la presenta, juega con ella por tanto no me quejo.
Es verdad tambien que Auster escribe de un Estados Unidos visto más desde abajo, de vagabundos, pobres, perdidos, desaparecidos. Habrá que darle otra oportunidad.
El libro no está del todo mal, pero pienso que podría haber sido mucho mejor. Cada capitulo está dedicado a un personaje y recien al final se conectan los cabos. Así el lector se entera de la familia de Miles tanto desde su punto de vista, como desde el de su padre.  
Mi crítica repara en que la novela Sunset Park resultó tan estrictamente linear, sin ambiguedades o cosas fuera de ritmo que el lector tiene que tratar de comprender o de interpretar, que parece distante y un poco aburrido. Por ejemplo dice que la persona tal se siente vacía porque perdió el padre/madre/hijo, tal persona se siente mal porque el novio la engañó y la otra se siente mal porque piensa que es gorda. Queda así poco profundo y poco capaz de envolver la empatía del lector cuando tiene esta forma de reportaje formal, seco, casi sin diálogos. Y todo el tiempo está esta normativa cultural tan fuerte que uno tiene que tener una pareja para ser feliz, tiene que ganar dinero y llevarse bien con su familia. Casi se lee también al fondo como una acusación de Auster al país por haber caído en crisis económica, pero una crítica floja, borrosa, sin determinación.
Aún así, la novela se deja leer sin mucho esfuerzo, entretiene y estas cosas yanquis que me molestan, son cosas que le acuso injustificadamente, porque de por si, no tienen nada de malo. Solo que yo no me emociono con el name-dropping de actrices Hollywood de posguerra o esta cosa del sueño norteamericano de levantar empresas y hacer la gran guita.
Por suerte en la segunda mitad del libro se torna mejor, empezando a mezclar entre las narraciones sobre los diversos personajes, hay más acción, las relaciones entre caracteres se vuelven más complejas y el autor profundiza un poco más el tema de las relaciones padre-hijo, fuga-retorno, la superación de conflictos y perdidas que remoran a la adolescencia. Pero no acabó por convencerme.
En total lo recomendaría para los fans de Auster, o interesados en la cultura estadounidense y a todos los que quieren leer una novela entretenida, pero bastante pasajera, personalmente me identifiqué poco y nada con los personajes y me temo que los olvidaré pronto

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada