miércoles, 27 de agosto de 2014

UN AÑO EN PROVENZA, Peter Mayle

Ricardo Cortat.
Matrimonio británico que se muda a Francia después de años de vacacioneo.
Es más una excusa para rajar de compatriotas gorrones y rarezas de los nativos que el ejercicio etnográfico que nos venden.
No está mal, tiene sentido del humor y se come bien, muy bien pero no es para tirar cohetes.
Sólo para veranos con piscina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada