martes, 21 de octubre de 2014

Gabriel Garcia Márquez - Los funerales de la mama grande


Rossana Cabrera:
Leí este libro por primera vez cuando tenía 14 años. En idioma español tocaba dar "La siesta del martes" y leí el libro con todos sus cuentos. En aquel entonces, me quedó grabado el sopor de ese pueblo, el pobre muchacho muerto, y el primer conocimiento de personajes que me acompañarían tanto después, en otros libros.
Releído ahora, 26 años después, y con la sonrisa que me nace de sólo decir Gabo, hubo dos cuentos que me impactaron: Un día después del sábado, me pareció magistral. (Está un poco bastardeada esta palabra, pero me pareció magistral en serio) y el que da nombre al libro, un cuento en el que, al decir de un periodista colombiano, García Márquez adelanta su propio funeral, una maravilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada