martes, 21 de octubre de 2014

Andrea Camilleri - El primer caso de Montalbano


 
Ricardo Cortat:
¿Dónde ambientar un libro de Montalbano? ¿En la playa, en una trattoria, contra una nevera, pidiéndole a un policia que lo sujete mientras le tomo la foto?
Puesto que en uno de estos tres relatos aparece el joven Salvo llegando a su destino en Vigatà... nada mejor que fotografiar al 'primero' con algunos de los siguientes.
Cuando un escritor hace eso, desandar el tiempo y poner en situación y en contexto algo que parece darse por hecho, tengo dudas de por qué lo hace. ¿Se lo piden: Andrea, ¿cómo compró Montalbano su casa?? ¿Lo necesita: toda la vida con la misma mujer... le inventaré otra? En realidad no importa. Lo que importa es que el personaje cada vez tiene más cuerpo, cada vez es menos papel y más 'persona'. Eso importa. Hacer sentir que lo conoces.
Tres cuentos, tres relatos breves con un nexo en común: no hay muertos. Al
menos no en el sentido estricto de la novela negra.
Bien. ¿Qué decir? O te gusta o no te gusta. Y yo vengo del no para continuar en el sí.

¿Dónde ambientar un libro de Montalbano? ¿En la playa, en una trattoria, contra una nevera, pidiéndole a un policia que lo sujete mientras le tomo la foto?
Puesto que en uno de estos tres relatos aparece el joven Salvo llegando a su destino en Vigatà... nada mejor que fotografiar al 'primero' con algunos de los siguientes.
Cuando un escritor hace eso, desandar el tiempo y poner en situación y en contexto algo que parece darse por hecho, tengo dudas de por qué lo hace. ¿Se lo piden: Andrea, ¿cómo compró Montalbano su casa?? ¿Lo necesita: toda la vida con la misma mujer... le inventaré otra? En realidad no importa. Lo que importa es que el personaje cada vez tiene más cuerpo, cada vez es menos papel y más 'persona'. Eso importa. Hacer sentir que lo conoces.
Tres cuentos, tres relatos breves con un nexo en común: no hay muertos. Al
menos no en el sentido estricto de la novela negra.
Bien. ¿Qué decir? O te gusta o no te gusta. Y yo vengo del no para continuar en el sí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada