miércoles, 19 de noviembre de 2014

Cristina Amanda - La Canción del Siciliano


Jose Gomez:
La Mafia puede esperar el momento adecuado, pero nunca olvida una afrenta ni perdona un crimen. La canción del siciliano comienza con el asesinato en la isla de Ibiza de Mario Sonnino, guardaespaldas de Sacha La Plaggia, especialista en obras de arte... y nieto y sobrino de capos de la Mafia. En esta novela tenemos una trama de ficción entrelazada con personajes y hechos reales de la historia de la Mafia siciliana, una historia cuyos protagonistas el equipo contra el Crimen Organizado de Ibiza, comandado por el policía sevillano Ariel, y Rebelene, una periodista local amiga de los policías pero fascinada por il Bel Sacha y con el corazón dividido intentarán averiguar hasta qué punto la muerte del guardaespaldas de La Plaggia es una venganza relacionada con el pasado de la famiglia. La investigación (y el amor) llevará a la periodista a Sicilia; y todos deberán enfrentarse a sus convicciones, educación y sentimientos, sin que ninguno pueda evitar escapar a su naturaleza.

Este libro que hoy reseño en el blog es una recomendación de una seguidora del blog que me invitó a descubrir a la escritora y sus novelas. La interacción entre el blog y los seguidores es algo que me gustaría que fuera algo asiduo, ya que eso demuestra que el blog está vivo.


La novela publicada por Editorial Funambulista tiene un formato que ya he visto en varias ocasiones en las publicaciones de esta editorial, de una bella factura, pequeño manejable y de una buena calidad intentando darle un toque personal a sus publicaciones. La historia que podríamos enmarcar dentro de la novela negra pero que no deja de tener pinceladas por ejemplo de crítica social dirigidas en este caso a como se gestionan las obras dentro de Ibiza, como cuando la autora critica la construcción de una autopista que puede no ser lo mejor para el entorno. Lo mejor de ello es que Cristina Amanda introduce estas críticas de una forma sutil y que no afectan a la historia sino como en este caso la complementan, quizás no directamente pero en esta novela en concreto si por el tema que trata.

Es la cuarta novela de esta saga y la primera que leo, los personajes recurrentes en el resto de las novelas como es el caso de la protagonista principal ( en esta, en el resto lo desconozco) es una periodista que comparte amistad con un grupo del cuerpo contra el Crimen Organizado, a partir de esta amistad la protagonista se ve inmersa tanto afectivamente como profesionalmente en la investigación de un asesinato del guardaespaldas de un italiano residente en la isla y que va tomando unos tintes de venganza de la mafia.

Como he dicho anteriormente a partir del asesinato del guardaespaldas (Mario) la autora genera dos líneas argumentales, totalmente paralelas, en una la investigación del caso, puramente profesional, que nos va mostrando o mejor dicho descorriendo el velo que oculta las normas y usos de la mafia, además de al ir transcurriendo el relato van apareciendo personas y casos reales acaecidos en Italia que sirven tanto para dar fuerza a la historia como para presentarnos y mostrarnos el perfil de los personajes del bando mafioso, de cómo son realmente, que les mueve y el porqué. En algunos momentos sorprende la introducción de estos datos, que parece que solo sirven para llenar páginas y que no tienen ningún nexo ni interés en lo que está ocurriendo en la novela, pero poco a poco estas pequeñas historias paralelas que van surgiendo dan forma o por lo menos son capaces de hacernos vislumbrar aspectos de los personajes que no conocemos, cual es vida anterior, que miedos y a quien de verdad debe su lealtad, que no es otro que a la Familia. Por las páginas pasan desde los jueces anti mafia, mafiosos famosos, y el asesinato de los jueces haciendo una foto de cómo es la vida en Sicilia. Todo esto nos lo presenta la autora a través de la relación afectiva que surge entre Rebelene y Sacha que nos hacen esta radiografía paseando por esos lugares como si fuera una visita turística.
Las descripciones en esta novela nos sitúan tanto en Ibiza como en Sicilia nos describe las zonas dependiendo el lugar, me explico si en Ibiza lo que nos describe es la zona físicamente y en este caso hace referencias a la vida turística de la isla. En cambio cuando las descripciones se refieren a lugares dentro de la isla de Sicilia aparte de situarnos en el lugar, casi siempre van relacionadas con algún suceso asociado con algún hecho de la mafia.

Los personajes para mí tienen un problema y es sencillamente que se me quedan cortos, desconocidos, pero casi seguro que es porque me falta información sobre ellos y sus situaciones que son relatadas en las entregas anteriores de la saga, como muchas sagas este es un libro que se puede leer de forma separada, sin orden en cuanto a su lectura, pero puede acarrear este tipo de problemas como es la relación entre Rebelene y Ariel que se nota una afinidad y unas situaciones que quedan en el aire y que deben tener un inicio y un desarrollo pero al conocer a estos personajes con una historia ya comenzada perdemos mucho de ellos, se nos quedan muchos aspectos en el aire que explicarían alguna de la situaciones que se dan. En cambio el resto de los personajes cumplen su función e incluso Sacha es capaz de jugar con su propia psicología tal como haría una persona que intenta ocultarse, solo se deja entrever lo necesario pero el resto está oculto, la persona que lo conozca o en nuestro caso que lo leemos vemos que conocemos lo suficiente para que se haga real pero siempre tiene ese puntito escondido que no es capaz de enseñarnos.

En resumen es un libro divertido y a meno para los lectores de literatura negra y policiaca, con el que se puede pasar un muy buen rato, pero que no se debe esperar que estamos ante un icono de ese estilo narrativo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada